martes, 8 de junio de 2010

Poema

Poema Lamentos de india

Virgencita güena,
durce virgencita,
en esta hora triste
me encomiendo a ti.
Sarva a miunicuijo,
que se está muriendo,
durce virgencita,
ten piedad de mí.

Sarva a miunicuijo
que se está muriendo,
lleva ya tres días
sin querer mamar….
Yo no sé que tiene,
durce virgencita,
ni un solo tantito
deja de llorar….

Me dicen las gentes,
para consolarme,
que mi criaturita
no se morirá….,
que indudablemente
son los mordimientos,
que al echar los dientes
se me aliviará….
Virgencita buena,
durce virgencita,
aliviá un tantito
mi fatal dolor.
Si me lo rescatas
me iré de rodillas
desde la posada
al Altar Mayor….

Toititos los años
te trairé contenta,
rojos y fresquitos
ramos de alelí;
y el primer ternero
que para la vaca,
durce virgencita
será para tí.

Virgencita güena,
durce virgencita,
en esta hora triste
me encomiendo a ti….
Sarva a miunicu´ijo
que se está muriendo,
dulce virgencita,
¡Ten piedad de mí!

Daniel Laínez. Hondureño. Del libro Al Calor del Fogón

Poema Pa´qué venís con cuentos…..

Pa´qué venís con cuentos
si toitíto en el mundo se sabe….
Si ya supe de juente bien cierta
que vivís con el renco Macario….
El mesmito lo dijo antenoche
Al salir del estanco, borracho….

Secáte esas lágrimas,
no me digás ya nada….
Ya no creigo en promesas,
ya no creigo en palabras….
Por el diablo…. ¡Calláte!
¡No me vengás con cuentos…!

Pa´quél cura se sintiera contento,
y la gente del pueblo bailara a sus anchas,
rompope del juerte y mixtela mercaba;
y con pino frequito que truje del cerro
mi rancho adornaba,
que un casorio sin tragos,
ni son de guitarras,
casimente es lo mismo
como un cuerpo sin alma….

Y hoy venís con tus cosas,
con tus lágrimas tristes
que son inventadas….
Yo no creigo en promesas,
yo no creigo en palabras….
Todas dicen lo mesmo,
porque todas son falsas….
Secáte esas lágrimas,
no me digás ya nada, Jesús, Mari´José!
Por diantre calláte…. ¡Calláte!
No me vengás con cuentos…!
pp.7-8
Daniel Laínez. Hondureño. Poema del libro Al calor del Fogón

viernes, 5 de marzo de 2010

SOBRE DANIEL. 2010

DANIEL LAÍNEZ NACIÓ Y VIVIÓ EN LA CAPITAL DE HONDURAS, TEGUCIGALPA.
POETA, NARRADOR, DRAMATURGO, TIPÓGRAFO Y DE TODO UN POCO.
ERA UNO DE LOS HERMANOS MENORES DE UNA FAMILIA NUMEROSA Y LA CUAL SÓLO TENÍA UNA HERMANA, AMANDA.
AMANTE DE LA LECTURA. EN SU CASA DE HABITACIÓN LA FAMILIA POSEÍA UNA BIBLIOTECA EN LA RONDA. A UNOS CUANTOS METROS DEL ANTIGUO HOTEL LA RONDA. LA CASA TODAVÍA EXISTE PERO UN INCENDIO LA CONSUMIO HACE UN PAR DE DÉCADAS PUES SU HERMANO MENOR, ERNESTO, ERA CARPINTERO Y EL SEGUNDO PISO ERA DE MADERA. ERNESTO ERA EL PADRE DEL RECONOCIDO PINTOR HONDUREÑO JUAN RAMON LAÍNEZ.
DANIEL NO SE CASÓ. GUSTABA DE LA VIDA BOHEMIA, DEL CUAL VIENE SU RENOMBRE EL POETA DEL CORBATÍN BOHEMIO. ERA ALEGRE, SIMPÁTICO PERO EN OCASIONES UN POCO MORDAZ, SINO, VÉASE SU LIBRO MANICOMIO DONDE RETRATA ALGUNOS PERSONAJES DE SU ÉPOCA DE FORMA MORDAZ.
TRABAJÓ EN LA ANTIGUA TIPOGRAFÍA NACIONAL EN LA CUAL YA ERA RECONOCIDO COMO UN INTERESANTE ESCRITOR.
ÉL MISMO REVISABA SUS LIBROS, ANTES DE LA PUBLICACIÓN. LA ANTOLOGÍA POÉTICA PUBLICADA A MEDIADOS DEL SIGLO XX FUE AUTORIZADA POR EL AUTOR. GUSTABA PUBLICAR CON LA IMPRENTA ARISTON. ESTA ANTOLOGIA NO HA SIDO PUBLICADA RECIENTEMENTE. LA FAMILIA NOS ESTAMOS HACIENDO CARGO DE ESTE DETALLE Y EL PRÓXIMO AÑO PODRÁN LEER NUEVAMENTE SUS OBRAS.
SUÉ LAÍNEZ. MARZO. 2010.

sábado, 4 de julio de 2009

POEMA_Elogio Lirico a la Humildad de la Tortilla

Tortilla, suave tortilla humilde,
humilde y simple como el agua
huérfana de alabanzas
como la vida misma de los parias.!

Voy a cantarte !
Nadie te ha dicho nada,
nada ....
Se le ha cantado al río,
al árbol,
al pájaro,
pero a tí
a tí te han olvidado....

Estamos frente a frente:
yo te contemplo extático,
sobre el lino impoluto de mi mesa
pareces una luna tibia y blanca...

Compañera inseparable de los pobres,
sangre de nuestra sangre,
vida de nuestra vida,
consuelo de los tristes,
muralla contra el hambre,
¡ bendita seas!

Tu sabor es simple,
mas no es simple tu historia:
Yo he visto al indio nuestro
cómo se encorba para abrir el surco
sobre la tierra que se muestra indócil,
y cómo va regando la semilla
que luego con amor sepulta.
¿Despues?

La ansiedad, la espera,
la zozobra cotinua...
Oraciones porque el agua caiga
sobre el campo reseco.
Por fin el agua se desprende,
próvida,
y el maíz revienta.!
Nuevos cuidados
y oraciones nuevas!
El chapulin,
el viento...
!La inquietud!
Y emprende fiera guerra a los zanates,
y triunfa y se emborracha
con cicha que del maíz él mismo saca,
pero en las manos de nuestra hembra amada
se santifica el grano y transfigura.

Eres hija del maíz,
tortilla clara.
Estamos frente a frente
y no encuentro una voz para alabarte.

Sobre el lino impoluto de mi mesa
pareces una hostia tibia y blanca....
Hija legítima del maíz del trópico.
de ese maíz tan blanco,
tan puro y fino
como los dientes de mi novia casta.

Tortilla:
Tú vas a la sierra
en el morral del indio
que se encamina a trabajar cual bestia,
tú en el bolsón del peregrino
y en la mochila del soldado fiero,
en las manos del mendigo tú eres vida,
y en las del poeta triste tú eres canto ... Por eso,
yo te contemplo extático,
sobre el lino impoluto de mi mesa
pareces una hostia tibia y blanca....

Compañera inseparable de los pobres,
sangre de nuestra sangre,
sangre de nuestra vida,
consuelo de los tristes,
muralla contra el hambre,
! bendita seas!
! Se bendita,
tortilla clara,
músculo y sangre de heroica raza........!

Bibliografía: http://litart.mforos.com/1192921/6763203-daniel-lainez/

POEMA: RECOJA USTE SU ARADO

Patrón:
allá queda el arado
en el hediondo patio de su rancho;
y allá quedan también los güeyes tristes
que ya con yo los pobres siabian encariñado...
!Toy jarto d'injusticias!.
Uste no sabe, patrón, lo que's este trabajo;
mandar.....mandar....!Mandar!
Cualquiera puede, patrón, cualquiera puede.

Puede gritar cualquiera pataleando de cólera;
decir: ésto astá sucio.... límpialo puñetero!
Se'stá cayendo el cerco, andáte a levantarlo,
andá ordeñá la vaca...! Anda limpiá la milpa!
Anda cuidá el ternero!
Cualquiera puede, pátron eso es muy fácil
Estar en todo... En todo!, patrón, eso es dificil...

Y sin embargo,
yo siempre he estado atento a los quiaceres de la casa;
siempre quedando bien con su señora
y con sus mesmos hijos.. ..
Que digan si alguna vez el indio Pancho
se ha resestido a hacer algún mandado,
o si en la loma alguna vez lo han visto
durmiendo panza arriba en la sabana;
que digan ellos mesmos si es mentira
o es verdá lo que le'stoy contando...
y mal comido patrón!
y peor pagado!

Y usté,
me trata de haragán y de mañoso,
y mu poquita cosa liá faltado
pa'agarrarme también a macanazos...
Dios l'ubiera librado, Dios sabe lo quiace, patrón;
!que nosotros los piones somos güenos,
cuando güenos también son los patrones!!

Recoja usté su arado,
sus güeyes y su rancho!

Bibliografía: http://litart.mforos.com/1192921/6763203-daniel-lainez/

POEMA: LAS ROMERIAS DE JUAN

Siñor de Esquipulas: yo vengo de lejos;
de allá de mi rancho que'sta tras del cerro...
!Tres días andando y tres noches pa'verte!
Pa'verte tan triste, tan sacrificao,
tan afligidito..., pero siempre güeno,
güeno con el rico, también con el pogre.
No vino Petrona... Tu sierva Petrona.
Como ansiaba verte mi pobre siñora!
Murió de ese parto. !Deste parto macho!,
porque va'ser hombre iguar que su pagre.
Miralo que asiado, miralo que hermoso;
que negras las mechas, que linces los ojos.
pa'eso lo treigo, po'eso dejamos el rancho,
tres días andando y tres noches pa'verte;
pa'que me lo mires como hijo'e tu arma,
ya que no pudiste sarvármela a ella...
Siñor de mi anima... !Que farta me jace!
Que farta..., que farta....Los dos siempre juntos;
los dos a la huerta, los dos al mercado,
los dos al comercio del pueblo cercano,
los dos en las jiestas, los dos trabajando;
y agora yo solo, sin ella, dicime... ¿que hago?
¿Que hago con esta criatura yo solo en los brazos?
!Como ansiaba verte mi pobre Petrona!
Como le brincaban los ojos... !Como le brincaban!
y nunca, !ay! la pogre pudo conocerte
mas que en una estampa que hallo no se donde.
Siñor de mi anima... si vos que sos justo,
si vos que sos güeno la hubieras mirado
siguro, siguro, lu'bieras sarvado...
Ella era tan chula... !Si lu'bieras visto!
Si vieras, tan linda como aquella virgen
que esta en el rincón del altar dest'iglesia;
y, tan durce, tan durce, la indina,
como las zarciles que truje del cerro.
Y cómo sonreiba la pogre cuando en el invierno,
y el calor de jogón que prendíamos juntos,
puntiaba pa'ella, y !solo pa'ella! bajito,
mi pogre guitarra que daba quejíos tan jondos,
!tan jondos! que más paecían quejíos de pena....
!Que mas paecian sollozos del alma...!
Pagre, pagre nuestro que'stás en el Cielo
y en esta Iglesia milagrienta del pueblo:
!Cuidámelo mucho que es éntico a ella!

Bibliografía: http://litart.mforos.com/1192921/6763203-daniel-lainez/

venta libro: Poemario

379
LAINEZ, Daniel.- Poemario.Ministerio de Educación Pública, Colección Jaun Ramón Molina, 1956, Tegucigalpa. 20x15. 172 pgs.(Q8333)
20.00EUR

Bibliografía: http://www.libreriarenacimiento.com/cgi-bin/shop?com